Septiembre 2014

1 septiembre, 2014 / Sin categoría / 0 Comentarios

septiembre_2014“I Thought I Heard Buddy Bolden Say” es, quizás, el tema que ha creado más imaginario sobre el origen del jazz, homenajeando la figura del legendario Buddy Bolden, trompetista y cornetista de Nueva Orleans al que se le atribuye la invención de aquel sonido fuerte, vibrante y característico del jazz primigenio.

Mucho se ha escrito sobre Bolden aunque pocos son los datos reales que de él se conservan: una única fotografía, su fecha de nacimiento y muerte (1877-1931), algunas referencias musicales en los periódicos de la época, el registro de varias detenciones policiales y el de su ingreso en el manicomio de Jackson. Eso es todo lo que hay. Ninguna grabación. Aun así, los recuerdos borrosos de algunos músicos cercanos a su generación han contribuido a crear un mito que todo buen aficionado y amante del jazz debería conocer. Envuelto en un halo de misterio sublime y de trágica genialidad, el personaje de “King” Buddy Bolden despierta el lado ancestral del jazz y de sus orígenes afroamericanos.

Uno de los datos que nunca ha sido demostrado pero que aparece repetidamente en la literatura escrita alrededor de la figura de Bolden es su faceta como barbero. Según estas historias Buddy Bolden era el propietario de una barbería en Franklin Street que se convertiría en uno de los escenarios principales de su recorrido musical y de su fama. Las leyendas dicen que se reunía en la trastienda con su orquesta para componer y practicar nuevas melodías que tocarían después en los bailes sociales de la sala Tin Type Hall, en Liberty Street. Mezclando influencias (ragtime, marchas militares, mazurcas, valses, polcas, estándares espirituales, etc.) la orquesta de Bolden dio a luz una nueva música basada en las estructuras del blues pero con una pulsación más rápida y aplicable al baile.

Otra de las salas frecuentadas por Bolden y su orquesta fue la Union Sons Hall o Kenney’s Hall en Perdido Street, más tarde conocida como Funky Butt por la asociación con la orquesta y con uno de sus éxitos musicales. Este hit, “Funky Butt”, fue más tarde conocido como “Buddy Bolden’s Blues” y, después, versionado por la Jelly Roll Morton’s New Orleans Jazzmen, como “I Thought I Heard Buddy Bolden Say”. La historia de la canción, aparte de ser una de las primeras referencias al concepto funk en la música popular, alude a una anécdota basada en una actuación de la Buddy Bolden’s Orchestra: un sábado por la noche, en la Kenney’s Hall, con la sala abarrotada de bailarines, Bolden gritó que se abrieran las ventanas para dejar salir el aire pestilente, resultado del sudor de la cantidad de gente presente. Poco después, el trombonista Willie Cornish, empezó a tocar una canción incorporando las palabras de Bolden.
Como en toda historia popular transmitida oralmente se puede poner en cuestión la veracidad de esta anécdota y, por tanto, el origen de la letra de la canción. Pero no está mal imaginarlo así…

“I Thought I Heard Buddy Bolden Say” (Jelly Roll Morton and His New Orleans Jazzmen)

I thought I heard Buddy Bolden say:
You’re nasty, you’re dirty. Take it away.
You’re terrible, you’re awful. Take it away.
I thought I heard him say.

I thought I heard Buddy Bolden shout:
Open up that window, let that bad air out.
Open up that window, let the foul air out.
I thought I heard him say.

Buddy Bolden fue ingresado en el manicomio de Jackson el 5 de junio de 1907 con graves problemas de alcoholismo y conducta violenta. Se le diagnosticó demencia y esquizofrenia. Por supuesto, aún no había llegado a la fama cuando todo esto sucedió. Nunca fue entrevistado o grabado antes de ingresar en el manicomio ni después, durante los 24 años siguientes.

Jelly Roll Morton: piano y voz / Sideny Bechet: saxo soprano / Wellman Braud: contrabajo / Sidney de Paris: trompeta / Claude Jones: trombón / Lawrence Lucie: guitarra / Albert Nicholas: clarinete / Zutty Singleton: batería.


0 Comentarios

¿Quieres dejar un comentario?

Tu mail no aparecerá publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario