Julio 2014

julio_2014“Basin Street Blues” es una canción de 1926, compuesta por el gran y prolífico Spencer Williams, a quien tenemos que agradecer tantísimos otros temas.
En mi opinión, si hay un estándar de los estándares de jazz, éste es “Basin Street Blues”, ya que se ha convertido en una de las melodías más versionadas y representativas del jazz tradicional.
Aunque la composición sea de 1926, la historia del éxito de “Basin Street Blues” empezó en 1928, cuando Louis Armstrong and His Hot Five grabaron el tema para el sello OKeh. Desde entonces, creo que podría decir que ha habido cientos de interpretaciones de la canción. Una de las más influyentes después de las de Armstrong y sus diferentes bandas, fue la de Jack Teagarden y Glenn Miller, quienes crearon para el tema una letra por la que no obtuvieron ningún crédito, más allá del hecho de que, a partir de entonces, se convirtiera en una parte integrada a la canción.

Basin Street era la calle principal del barrio rojo de Nueva Orleans, el famoso Storyville.
Los orígenes del barrio se remontan al 1887, cuando el concejal de la ciudad, Sidney Story, legalizó la prostitución y estableció una zona restringida donde poder llevar a cabo esta actividad y muchas otras hasta el momento ilegales (pero altamente rentables…). Esta zona, con el epicentro en Basin Street, se bautizó como Storyville (por el apellido del concejal), aunque los habitantes de Nueva Orleans simplemente la llamaban The District (El Barrio).
Uno de los documentos más interesantes (a la vez que inquietantes) que se ha conservado de estos tiempos es el Blue Book. Este libro es un directorio donde, por orden alfabético, aparecen los nombres, direcciones y razas de más de 700 prostitutas, ordenándolas en una especie de ranking según los locales donde trabajaban, desde los más glamurosos y ornamentados burdeles, hasta las más decadentes chabolas (los cribs, que significa ‘chozas’ en la jerga slang).
La vida y las historias de este barrio terminaron drásticamente 20 años después de su creación, tan drásticamente que no se conserva ni uno de los edificios de por aquel entonces. En 1917, el secretario de la Marina, Joseph Daniels, decretó como medida de guerra la lucha nacional contra el vicio en todos sus aspectos, y es que según él, los cuerpos de las fuerzas armadas no debían estar expuestos a la “degeneración” y a la “inmoralidad”. A raíz de esto, una ordenanza local clausuró el barrio obligando a cerrar las puertas de todos sus negocios.

Storyville se ha mencionado muchas veces como el lugar de nacimiento del jazz. Aunque esta afirmación es, por un lado imposible de demostrar y por otro poco fiable, cierto es que fue uno de los puntos de desarrollo y popularización del estilo debido a que muchos músicos negros y criollos encontraban trabajo allí.

De todas las versiones que he escuchado de “Basin Street Blues”, me quedo sin ninguna duda con la primera que grabaron Louis Armstrong and His Hot Five.
A riesgo de sonar cursi y sentimental, me parece que traduce en música todo aquello que sublimamos sobre Nueva Orleans, el jazz y su gente. La genialidad de Armstrong al reinterpretar la canción de una forma tan diferente a la melodía del “Basin Street Blues” original, su solo de scat tan sobrio y sencillo, la banda manteniendo la pulsación del ritmo constante… Eso. Eso quiero decir.

Louis Armstrong (trompeta y voz) / Mancy Cara (banjo) / Jimmy Strong (clarinete) / Fred Robinson (trombón) / Earl Hines (celesta) / Zutty Singleton (batería).

Otra versión de Louis Armstrong. 1959 en Stuttgart, Alemania. Ésta con letra.


0 Comentarios

¿Quieres dejar un comentario?

Tu mail no aparecerá publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario